Compartir
Publicidad
En nombre de los videojuegos yo os declaro: Corea y victoria
Xataka eSports

En nombre de los videojuegos yo os declaro: Corea y victoria

Publicidad
Publicidad

Exceptuando las 2 primeras temporadas, en las que Fnatic ganó la primera y Taipei Assasins la segunda y fueron campeones de los Worlds, el resto de años el ganador ha sido un equipo de Corea. Con la final coreana el próximo día 30 de octubre entre SKTelecom T1 y Samsung Galaxy, ya podemos contar el cuarto título mundial para dicha nacionalidad. ¿Qué es lo que ocurre?

Lo llamativo de la noticia es, quizás, que no son siempre los mismos jugadores, lo que quiere decir que no proviene de un equipo que marque totalmente la diferencia y el resto del país tan sólo mire y aplauda. Únicamente el equipo de SKT ha ganado más de una vez los Worlds, y no todos sus jugadores.

Pues bien, intentaremos encontrar la píldora de la victoria, ese gen que hace a los jugadores criados allí de una pasta mucho más sólida y eficiente que a los del resto del mundo.

La exigencia empieza con el exigente

En Corea, nos encontramos con que tan sólo un 5% de los aspirantes con mejor nota logran acceder a estudiar magisterio. Entre esa minoría que roza la excelencia en todas y cada una de las materias, se selecciona a otra parte aún más preparada (lo mejor de lo mejor, vamos), para crear una élite de maestros que reciben una formación más específica.

Corea Estudiante

Con este ejemplo vemos como, desde un inicio, la exigencia está llevada a unos niveles muy superiores al español (disculpad si lo comparo demasiado con España todo el rato, pero básicamente es el que todos conocemos): sólo los mejores pueden enseñar a las futuras generaciones. De esta manera, se logran ciertos objetivos, como que la nación asiática no contempla la opción de repetir curso.

Apoyo y aceptación desde el gobierno

El Ministerio de Cultura coreano creó la Asociación Coreana de Deportes Electrónicos.

Aún sin existir fronteras dentro de los juegos (exceptuando los servidores), la aceptación social de los eSports en Corea es muchísimo mayor si la comparamos con España. Aquí, aún a día de hoy, decir que ganas dinero por ser jugador profesional (o sin serlo, simplemente siendo analista, entrenador o incluso redactor) es todavía incomprensible para mucha gente que no lo entiende como un trabajo, si no como "vivir de la buena vida jugando a los marcianitos".

Kespa Corea

En cambio, en Corea el gobierno tiene regulada esta actividad e incluso tiene una entidad orientada a su administración, la Asociación Coreana de Deportes Electrónicos (KeSPA), fundada en el año 2000. Dicha asociación fue creada por el propio ministerio de cultura en Corea y mantiene la administración de 25 eSports, entre los que podemos encontrar Starcraft II, League of Legends, DOTA 2 o Counter-Strike:Global Offensive.

Patrocinadores de peso y nacionales

Sktelecom

Si ni siquiera termina de ser aceptado por la población "de a pie", mucho menos por las grandes esferas. Mientras en Corea vemos nombres de miedo en cuanto a patrocinadores se refiere como pueden ser Samsung o SK Telecom, en nuestro país las marcas nacionales importantes aún no se han pronunciado en dicha competición, ¿quién no quiere que exista Zara Gaming por ejemplo?¿Y El Corte (Inglés) Gamer?.

Samsung

Y evidentemente, esto promueve un dinero mucho mayor. Mientras que en Europa los jugadores tienen un salario y gaming house cuando es necesario, en Corea además el propio equipo es el encargado de incluir nutricionista especializado, psicólogos, entrenadores personales y cualquier ayuda necesaria para mantener al jugador tanto mental como físicamente en unas condiciones más que óptimas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio