Compartir
Publicidad

Overwatch vuelve con el modo combate a muerte y un nuevo mapa

Overwatch vuelve con el modo combate a muerte y un nuevo mapa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo se habló de la posibilidad de un modo Deathmatch o combate a muerte en Overwatch, y a pesar de las reticencias del equipo de desarrolladores, finalmente ya podemos probarlo en el servidor de pruebas. Y no es que venga solo, porque lo acompaña un nuevo mapa.

En este nuevo modo que llegará al Arcade, no hay objetivos que defender ni cargas que mover. Simplemente es un todos contra todos entre ocho jugadores o un equipo contra equipo de cuatro personas cada uno. ¿Quién gana? El primero que llegue a 20 muertes en solitario o a 30 si se juega en equipo.

Puede jugarse cualquier héroe, pero por equipos hay alguna interacción especial. Por ejemplo, si una Mercy resucita a sus aliados, se le resta una muerte al otro equipo, algo que también ocurre si el jugador se mata a sí mismo o se cae.

Todos los mapas están disponibles, aunque tienen algunas modificaciones como áreas restringidas para que el juego sea más rápido y dinámico. Además, el área de respawn también cambia y se revive más rápido.

Llega Château Guillard

Con Deathmatch llega también Château Guillard, un nuevo mapa creado específicamente para la ocasión y que, según Jeff Kaplan tiene una gran variedad de zonas para favorecer el juego de diferentes héroes, desde corredores estrechos a zonas altas para heroínas como Phara.

Château Guillard no es otra que la residencia familiar de Widowmaker, también conocida como Amélie Guillard antes de casarse con Gerard Lacroix. El castillo esconde ciertos secretos sobre la historia de este personaje, tal y como acostumbra a hacer Overwatch con cada contenido nuevo que publica.

Este nuevo modo abre un montón de posibilidades para divertirse, y es de agradecer que en Blizzard Entertainment hayan invertido tiempo en crear estos mini-juegos o modos más divertidos para poder alternar con los ya conocidos de partida rápida o competitivo.

Deathmatch puede resultar casi gracioso en el modo en solitario, donde el mapa se convierte en un caos de ocho personas matándose entre sí. Muertes robadas antes de que te asesinen por la espalda, habitaciones intransitables porque una Symmetra se ha instalado, francotiradores escondidos… Un verdadero combate a muerte.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos