Compartir
Publicidad
Summer Games Done Quick 2017: los speedruns son el esport de un solo jugador
Otros juegos

Summer Games Done Quick 2017: los speedruns son el esport de un solo jugador

Publicidad
Publicidad

Los deportes electrónicos son competición, espectáculo e ilusión. Los estadios llenos premios millonarios y rivales enfrentados en un escenario enorme son el pan nuestro de cada día pero hay una variante ligeramente distinta que se está haciendo un sitio dentro de los deportes electrónicos como son los speedruns. Desde hace un tiempo ha habido una corriente que sitúa a la práctica consistente en pasarse un juego lo más rápido posible como una disciplina propia del deporte electrónico y eventos como este SGDQ son de obligado visionado para los aficionados al medio.

No todos los speedruns son iguales

Any% es el más asequible y también el más popular ya que simplemente requiere pasarse el juego lo más rápido posible sin cumplir ningún otro requisito. También está, como es evidente, el 100% que normalmente pasa por lograr todos los objetos claves, mejoras que ofrece el juego o descubrir todos los secretos. Ciertos juegos tienen un contador de para este porcentaje de cumplimiento como Super Metroid y otros necesitan de la comunidad para definir ese 100%. Por último Low% es el punto medio en el que se piden cierto porcentaje a la hora de acabar el juego además de batir el tiempo establecido.

A todo esto se le añaden ciertas prácticas que pueden o pueden no estar permitidas dependiendo del récord que se pretenda conseguir. Sequence breaking suele ser muy común y puede ser definido como el saltarse partes del juego u objetos que coleccionar en cierto orden. El ejemplo primigenio de esto sucedió en 2003 cuando en el título de Gamecube Metroid Prime, un usuario se saltaba al jefe llamado Thardus, necesario para lograr el Traje de Gravedad y el Rayo de Hielo y consiguiendo de igual manera esos ítems.

El uso de glitches o bugs propios del juego para avanzar de manera más rápida también es una práctica común pero puede ser prohibida a la hora de realizar según que récords. De la misma manera, hay ciertos profesionales del speedrun que usan herramientas que les asisten y que permiten "romper" el juego tal y como era concebido para lograr un mejor tiempo. Un ejemplo sería el uso de emuladores para poder guardar la partida en cualquier momento o simplemente programar el movimiento del avatar para optimizarlo por encima de las capacidades de juego humanas.

Todo por una buena causa

La competición y pique no se puede negar que es un componente de los speedruns. La comunidad es enorme y Twitch se suele volcar con un evento que tiene muchas más visitas que más de un gran torneo de deportes electrónicos. El que el runner, persona que intenta el récord, vaya explicando los pormenores de cada acción que realiza tiene un papel muy notable a la hora de dejar pegados a la pantalla a los espectadores mientras que las reacciones del chat son más que similares a lo que puede leerse cuando un jugador del máximo nivel de Counter Strike realiza una gran acción. Lo tiene todo.

Tampoco se puede decir que no tenga historia esta disciplina ya que por un lado se juegan títulos de todas las eras del videojuego como Mario, Castlevania o Zelda y por otro la mayoría tiene récords que datan de años pasados como si de una competición de atletismo se tratara. Siete años de Games Done Quick, con sus dos ediciones durante cada uno de ellos, dan para mucho y para muchos dólares en donaciones.

Y es que además de la competición entre genios del speedrun toda esta historia también va de ayudar todos los espectadores por medio de donaciones en directo a organizaciones sin ánimo de lucro y por tanto a personas que lo necesitan. Este año toca Médicos sin Fronteras y en los dos días que van de evento ya se rozan los 280.000$ y subiendo. El speedruning es un esport con menos estadios llenos pero igualmente lleno de espectáculo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos