Compartir
Publicidad

SNES Mini llega el 29 de septiembre y trae nostalgia y competición a partes iguales

SNES Mini llega el 29 de septiembre y trae nostalgia y competición a partes iguales
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es cierto que la especulación emborronó un poco el festival de recuerdos que pretendía traer NES Mini. Nintendo puso precio a la nostalgia que todos teníamos de la época cuando adentrarse en grandes aventuras y competir con un amigo una tarde entera sin más preocupaciones que comerse un bocadillo de nocilla sin manchar el mando eran los planes de las tardes de verano.

Final Fantasy, Secret of Mana o Super Metroid no faltarán a la fiesta de SNES Mini y los 21 juegos confirmados que vendrán en la consola pero en Xataka Esports lo que importa es competir y por eso traemos una visión un poco más electrónico-deportiva de su llegada en el mes de septiembre por 80 dólares con un repaso de los juegos que permitían picarse en la época de los 16 bits.

Los guantazos más retro

Si hablamos de competición como uno de los grandes activos que tiene SNES Mini es porque este aparatejo tan bonito viene con dos mandos de la legendaria consola. Algo que favorece el que Street Fighter II Turbo: Hyper Fighting sea uno de los más jugados cuando salga a la venta el cacharro.

Esta edición del clásico juego de peleas tiene torneos en ferias retro de todo el mundo como la California Extreme y Daigo "La Bestia" Umehara también sabe hacer cositas en ese juego como podéis ver en el vídeo superior.

Mario, de apellido Esport

Aunque bueno, si hablamos de piques en juegos de carreras, Super Mario Kart debería llevarse la palma. Cáscaras de plátano y caparazones son el pan de cada día en los circuitos del título que inauguró esta prolífica saga.

Tras su aspecto colorido e infantil se ocultan multitud de gritos y mandos golpeados contra el suelo hasta la extenuación. Si no me creéis, tirad a un amigo de la pista arcoíris y veréis como no os dirige nunca más la palabra.

No hacen falta dos mandos para competir

Hace algún tiempo Captain Falcon era algo más que un personaje controlable en Super Smash Bros. F-Zero era el pináculo de la velocidad extrema y en SNES fue posiblemente donde más brilló. La dificultad del título pone en bandeja los piques con amigos a ver quien consigue el mejor tiempo.

Y a veces ni siquiera jugar contra un humano

Los speedruns nunca encuentran su sitio dentro de los videojuegos pero citas como el Awesome Games Done Quick siempre son de obligado visionado para apasionados del medio. Hace un tiempo ha habido una corriente que sitúa a esta práctica consistente en pasarse un juego lo más rápido posible como una disciplina del deporte electrónico.

Contra III: The Alien Wars tiene una peculiaridad, y es que se juega en cooperativo. Dos amigos pueden, con menos calidad que los del vídeo, pasarse el juego cubriéndose las espaldas en un Bullet Hell de los de verdad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio