Compartir
Publicidad
100.000 dólares por una misión en el Sea of Thieves, ¿existe otro tipo de esports?
Otros juegos

100.000 dólares por una misión en el Sea of Thieves, ¿existe otro tipo de esports?

Publicidad
Publicidad

Antes de meternos en profundidad a meternos con el tema central de la noticia, es necesario explicar sobre que juego estamos hablando. Sea of Thieves es un título que estará disponible el día 20 de marzo para Xbox y para PC. Se trata de una experiencia multijugador donde tendrás que competir con otros rivales y se puede jugar tanto de forma individual como en grupos.

Pues bien, este juego ha preparado un evento que pretende sorprender a propios y a extraños. El reto se llama #TheBananaQuest y tendrá un premio de 100.000 dólares en ítems del juego para el usuarios que consiga superarlo.

El planteamiento es muy sencillo, aunque la ejecución no lo va a ser tanto. Se tendrán que formar grupos de cuatro personas y resolver un total de quince acertijos. Para ello tendrán que recoger pistas durante tres días por diferentes ciudades del mundo. Florida, Londres, Berlín, Sídney, París y algunas ciudades de Canadá han sido los lugares elegidos para establecer esas pistas.

¿Estamos ante otro tipo de esports?

Pero, ¿Qué ocurre con las personas que no pueden viajar a estos lugares? La empresa encargada del sorteo también ha pensado en esa situación y las mismas pistas estarán repartidas por diferentes partes del mapa online, por lo que si no puedes ir a alguna de esas ciudades puedes seguir participando.

Un equipo de cada país, el que consiga completarlo antes, se jugará el premio en un torneo presencial que se disputará el próximo 22 de marzo. Como ya hemos dicho, el premio serán 100.000 dólares en bananas de oro, el meto de pago del propio juego.

Sin embargo, la gran pregunta que nos deja esta situación es, ¿hay otro tipo de esports que realmente no implica la competición tradicional? Está claro que esto se trata de una competición a nivel mundial con jugadores y equipos que buscan el mismo objetivo.

Considerarlo un deporte electrónico sería una pequeña desfachatez. No hay una organización, no hay una liga, no hay desarrollo, no hay un control de los equipos… es decir, faltan muchas cosas pero si que abre una puerta a un nuevo paradigma.

Una opción para ciertos juegos

Este tipo de juegos con grandes dificultades para hacer competiciones por sus mecánicas habituales pueden apostar por este tipo de competiciones a través de pruebas dentro del propio juego para que los usuarios compitan entre sí.

Sería algo así a programas como Ninja Warrior que, sin ser un deporte, sí que necesitan de una serie de habilidades físicas y mentales y hay competición de por medio. Actualmente no está nada bien conseguido, pero quizá es una buena vía para explorar en el futuro para ciertos juegos que tienen muy difícil hacer algo de competición nativa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos