Compartir
Publicidad

Las nueve jugadas San Miguel durante el MSI 2019

Las nueve jugadas San Miguel durante el MSI 2019
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya algunos días que la edición 2019 del Mid-Season Invitational de League of Legends echó el cierre. Un evento que, como ocurre cuando nos bebemos una San Miguel helada en una terraza veraniega, todavía queda como un eco ese regustillo tan agradable que dejan las cosas más disfrutables.

Y como no queremos que se acabe —todo lo bueno tiene un final— vamos a hacer un repaso a las 9 mejores jugadas que nos ha dejado el torneo. Los momentos para conservar en nuestra retina. Un fin de fiesta, colofón final, un broche de oro a una edición legendaria del MSI donde ha habido más subversión de expectativas que en el final de Juego de Tronos. Y sin tantos "abro hilo" lleno de improperios.

Ya sabes, si quieres estar informado sin perder el tiempo, este el primero de una serie de capítulos que nos trae en primicia San Miguel, "Las jugadas del Mes", donde podremos estar al tanto de las mejores jugadas en el ámbito de los eSports.

9. Presagio de campeón

Campeones

El MSI 2019 se puede resumir con un titular bien claro: Corea pierde la hegemonía ante Europa. Porque sí amigos, este Mid-Season Invitational, en League of Legends, ha servido de constatación para confirmar que G2 Esports es uno de los mejores equipos del mundo. El combinado de origen español fundado por Carlos 'Ocelote' Rodríguez ha logrado lo imposible: que un equipo occidental gane un campeonato internacional de League of Legends. Nadie lo había conseguido desde que el Fnatic de xPeke se llevara el primer mundial de la historia del juego.

Por lo tanto no nos queda otra que comenzar el ránking con la primera victoria del equipo vencedor sobre SK Telecom T1, prolegómeno de una espectacular semifinal en la que se repetirían contendientes y también resultados.

8. Nada de divear

Ni siquiera los vigentes número uno del mundo, los chinos Invictus Gaming, pueden evitar que los jugadores de G2 les dejen en evidencia. Aquí tenemos a Jankos, el toplaner de G2, marcándose un doble asesinato debajo de torre ante lo que parecía una muerte segura a manos de sus dos rivales.

Dicen que después de la final G2 organizó un picnic para celebrar la victoria. Jankos se encargó de darle la vuelta a la tortilla, y los demás de traer la San Miguel fresquita.

7. La nota cómica

Ni siquiera la solemnidad de un torneo internacional de la envergadura del MSI es suficiente para disuadir a los jugadores de regalarnos algún que otro troleo. ¡Y menos mal!

Nuestro favorito es el que protagonizaron dos jugadores del equipo vietnamita Phong Vũ Buffalo y SK Telecom T1, reyes y señores de Corea del Sur. El midlaner de PVB se escabulle del temible Hecarim del jungler de SKT1 en el último momento, pero el espíritu de Gengis invade a Khan y le exige sangre y destrucción. Al coreano no le queda otra que en colarse hasta la trastienda de PVB para acabar con la agonía de la LeBlanc del pobre Naul.

Total, la partida ya estaba más que finiquitada.

6. ¿El barón pa' cuando? El Barón pa’ mí

Un clásico que no puede faltar en ningún campeonato que se precie: el robo de Barón. Ese momento en el que un jugador consigue, contra viento y marea, arrebatar al equipo enemigo el recurso más valioso del mapa en sus mismísimas narices.

El MVBS (Most Valuable Baron Steal, nos lo acabamos de inventar) del MSI 2019 va a parar a manos de Caps, el midlaner de G2 que fue para muchos el MVP del torneo. No solo le da el golpe de gracia al monstruo, sino que además consigue –con la ayuda de su compañero Wunder– cargarse a los cuatro jugadores de Flash Wolves que iniciaron la fatídica incursión en el foso del Barón Nashor.

5. Outplayed

Como es habitual, los que se las apañan para llegar a la fase final de los torneos internacionales siempre son los mismos: coreanos, chinos, europeos o estadounidenses. Pero eso no quiere decir que el resto del mundo no participe. En el MSI 2019, de hecho, tuvieron presencia equipos procedentes de regiones tan dispares como Turquía, Brasil y Australia entre otros. No pudieron hacerse un hueco en la final, pero sí regalarnos momentazos tan o más impresionantes como los de los territorios más pros.

Y si no atentos a este auténtico jugadón de Ceros, el midlaner de DetonatioN FocusMe, el primer equipo profesional japonés de la historia de League of Legends.

4. La teamfight más reñida del torneo

Tampoco puede faltar en la lista una buena teamfight. Y qué mejor teamfight que esta que se disputaron los chicos de Team Liquid e Invictus Gaming.

No solo es reseñable por la significancia de su contexto: Team Liquid, estadounidenses, sacaron del torneo a Invictus Gaming, el equipo chino que ganó el último Mundial de League of Legends. También la jugada en sí es digna de remarcar por el milimétrico empate técnico con el que se salda la teamfight.

3. Fiesta en la toplane

Pero si hay un arquetipo de teamfight que nos gusta todavía más es la que deja de lado las matemáticas y la planificación para dar lugar a la locura y la aleatoriedad. Esas en las que no sabes qué demonios está pasando. Todavía no nos hemos enterado muy bien de qué ocurrió exactamente durante esta convulsa refriega entre G2 y Flash Wolves y por qué estaba todo el mundo saltando de un lado para otro, pero la tenemos en bucle.

Al pobre comentarista le vendría bien una cervecita para rehidratar la garganta después de semejante retahíla. Aunque mejor nos ponemos serios, aún queda lo mejor.

2. Ulti para 5

Caps puede haber sido el MVP del certamen. Siendo honestos, lo merece. Pero el MSI también ha servido para que Faker demuestre una vez más que sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo.

El midlaner de SK Telecom T1 ganó una teamfight decisiva él solito con una impresionante ulti que se llevó por delante a los cinco miembros de G2 Esports. Sí, a los cinco. De alguna manera el coreano se las apañó para robarle la ulti a Gnar y acto seguido lanzarla sobre su equipo, chafando automática y fulminantemente el pusheo de G2 y obligándolos a retroceder.

1. Pe-pe-pe-pentakill!

Sí, otra vez Caps. No es favoritismo, lo juramos. Es que este chico va a jugadón por minuto de partida.

Hablábamos antes de clásicos, y no hay mayor clásico en League of Legends que el Pentakill, el mayor éxtasis con el que el MOBA de Riot Games puede deleitar a un jugador. Un quíntuple asesinato más gratificante que llegar agotado a casa y sacarte una San Miguel con patatas, nachos o el aperitivo que más te encaje.

Al bueno de Caps no le hacía falta un Pentakill para ganarse la admiración del respetable, pero se lo marcó igualmente. ¿Por qué no?

Y cuidado, que no es que el jugador danés se desquitase con un indefenso equipo de las ligas menores; el Pentakill se lo llevó SK Telecom T1, uno de los mejores equipos del mundo y quien más títulos mundiales guarda en su palmarés.

A cuadros se debió quedar Faker cuando Caps selló la derrota de su equipo con la mayor de las humillaciones. Un mal trago que seguro habría bajado mejor... cierta cerveza, ya sabes.

Imágenes | Twitter

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio