Compartir
Publicidad
Publicidad

Worlds 2017: el plan de G2 subestimó el gen coreano de Samsung

Worlds 2017: el plan de G2 subestimó el gen coreano de Samsung
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es cierto que esta temporada regular de G2 Esports ha dejado bastante que desear, pero su autoridad en Playoffs y el desbloqueo mental en citas internacionales tras el buen papel en el Mid Season Invitational hacían esperar un estreno a la altura de los campeones de la LCS EU en los Worlds de League of Legends. Nada más lejos de la realidad.

Samsung Galaxy, vigente subcampeón del mundo, es el equipo contra el que G2 ha comenzado su andadura en este Campeonato Mundial. Si los de Ocelote pudieran elegir a que conjunto coreano enfrentarse, posiblemente hubiera sido este ya que tienen un ritmo de juego compatible con el suyo, permitiendo que los partidos se alargaran hasta las peleas grupales. Además, se han clasificado a través del torneo regional y a priori, dan menos miedo que Longzhu y, por supuesto, SK Telecom.

Son robots estos coreanos

Todo parecía transcurrir tal y como G2 quería. En el draft bloquearon tanto a Lulu como a Janna, los dos apoyos más potentes del metajuego gracias al Incensario Ardiente, para hacerse con Ivern como usuario de ese importante objeto que mejora a los tiradores y permitir a Mithy elegir a Alistar, uno de su mejores campeones. Dentro de la Grieta la cosa iba mejor con un Trick que aunque realizó una floja defensa de su jungla frente a invasiones y unos ganks mejorables, torpedeó en la medida de lo posible el "pathing" de Ambition, negándole varias mejoras.

Sin embargo, sucedió lo de siempre: un equipo coreano logra ventaja gracias a pequeños detalles y su ventaja de oro crece sin prisa pero sin pausa. La mayor presión por parte de los coreanos, dejando a mitad de vida tanto al mid como a top europeos provocó que el primer objetivo importante, un dragón infernal, cayera del lado asiático sin apenas respuesta.

A partir de ese momento, dos factores precipitaron una rápida victoria de Samsung: lo blandito que era Ivern y lo expuesto que estaba en las peleas, además de la enorme toma de decisiones de los coreanos. Decir que los coreanos tienen suerte porque cada vez que logran un asesinato, hay un objetivo disponible en el mapa es similar a decir que al Barça de Guardiola le caían todos los rechaces y balones divididos. Es cuestión de una gestión de las oleadas, presión y condición de ambos equipos antes de las peleas grupales superior.

Se trata del primer partido y no hay que ponerse nerviosos ya que G2 ha jugado a un nivel aceptable. Simplemente es que los coreanos son muy buenos y saben ver las ventajas donde el resto no las encuentra.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos