Publicidad

Origen arrolla a Fnatic y tendrá revancha contra G2 Esports en la gran final de LEC

Origen arrolla a Fnatic y tendrá revancha contra G2 Esports en la gran final de LEC
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Fnatic, salvo en momentos puntuales, no ha sido rival para Origen en las semifinales de la LEC. Con un planteamiento superior y unas actuaciones individuales más solventes, Origen ha vencido por 3-1. Tras empezar 0-4 la temporada regular, el techo de Fnatic ha sido ser el tercer clasificado de la primera League of Legends European Championship (LEC) de la historia.

Mithy da una lección con Blitzcrank

Así se empieza una semifinal. Un Sona-Taric en la calle inferior de Fnatic pillaría por sorpresa a casi todo el mundo menos a Origen y al cuerpo técnico comandado por André Guilhoto, quienes respondieron instantáneamente con una rotación protagonizada por otros campeones tan poco usuales como Zed y Blitzcrank. La de Fnatic es una pareja para el carril inferior pensada para aplicar mucha presión, pero nada más lejos de la realidad de este primer mapa.

Un farmeo deficiente por parte de Martin "Rekkles" Larsson y Zdravets "Hylissang" Galabov en fase de líneas, un teleportar cuestinable por parte de Tim "Nemesis" Lipovsek y un duelo asequible de cleptomancy para Barney "Alphari" Morris y su Kennen, parecían argumentos de peso para otorgarle la victoria a un Origen en el que Alfonso "Mithy" Aguirre parecía haber rejuvenecido unos cuantos splits. Media hora de trámite.

Nukeduck y su Ryze pusieron el 2-0

Esta vez fue Origen el que se hizo con esa pareja de Taric y Sona para la calle inferior y Fnatic quien respondió con otros dos campeones poco vistos como Annie y Twitch. Los chicos de Enrique "xPeke" Cedeño tenían además varias opciones para realizar cazadas como Jarvan y Skarner, y una fuente fiable de daño con Ryze. Con ellos se hicieron con el control en el juego temprano.

Al menos hasta que Fnatic alcanzó los primeros picos de poder y acabaron con todos sus rivales en una pelea grupal. Un posterior Barón Nashor hizo que la base de Origen se abriera, mientras sus jugadores se defendían con uñas y dientes. Todo estaba de cara para Fnatic, que incluso logró un segundo Barón tras una cazada sobre Skarner, pero Origen sacó fuerzas de flaqueza para remontar de nuevo la partida aún siendo cuatro jugadores con vida. Sin ADC, pero con el Ryze de Nukeduck.

Dos horas tarde, Fnatic llegó a la semifinal

Con todo en contra, Fnatic optó por la manida táctica de usar campeones de confort como Pyke o Rek'Sai. Origen, por su parte, se centró en picks que le funcionaron como Ryze y Jarvan, además de un Kennen contra Aatrox. A los chicos de Joey "Youngbuck" Steltenpool les tocaba ser proactivos y por ello realizaron varios "diveos" en la calle inferior de donde sacaron petróleo.

La coordinación entre Max "Broxah" Brock-Pedersen y Nemesis pilló por sorpresa a un Origen muy fallón en el macrojuego, que se encomendó de nuevo al Ryze de Nukeduck. Sin embargo, en esta ocasión la diferencia económica era demasiado grande y bastó una pelea en la calle inferior para que Fnatic acabara el encuentro y pusiera el 2-1.

Revancha contra G2 en la final

Toda esa proactividad de Fnatic quedó en agua de borrajas. Tham Kench fue la receta de Guilhoto para desbaratar las ofensivas de un nuevo Rek'Sai por parte de Broxah. Origen amasaba una pequeña fortuna y además Mithy dejaba en evidencia lo inútil del control de masas de Lissandra en las peleas grupales.

Y fue así, con escaramuzas en las que estaban implicados la mayoría de los jugadores, como Origen logró abrir una brecha de más de 7.000 de oro. Su composición, con varias fuentes de daño fiables en el juego tardío como Ashe, Sylas o Gankplank, hizo que Fnatic no tuviera herramientas para defenderse y perdiera varios minutos después de un Nashor. Mañana a las 17:00 hora peninsular española se disputa la final de la LEC: Origen pondrá a prueba otra vez a G2 Esports.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir