Compartir
Publicidad
Fnatic cae con estrépito en la final de los Worlds ante un Invictus que hace historia en los MOBA
LoL - League of Legends

Fnatic cae con estrépito en la final de los Worlds ante un Invictus que hace historia en los MOBA

Publicidad
Publicidad

Alfredo Di Stéfano, uno de los más grandes de la historia del fútbol tiene una de las frases más veraces del deporte: "Las finales no se juegan, se ganan". La saeta rubia verbalizó un verdad; la de que no los grandes partidos, los que hacen historia, no recuerdan a los perdedores y que es necesario disputar con una mentalidad de vencedor. Invictus Gaming aprendió esa lección, mientras Fnatic se vio superado en todo momento durante las finales de los Worlds de League of Legends.

Los chinos se impusieron por la vía rápida. Una semana de hype se desinfló de tres golpes, tres derrotas en media hora. Como si cada puñetazo adormeciera la zona de impacto, las caras de los europeos no mostraban un ápice de emoción, ya desde la primera partida. No ayudó un planteamiento dudoso y la necesidad de tirar en la tercera partida de una leyenda que había declarado su malestar por no jugar como es Paul "SoaZ" Boyer.

Desde Riot Games se prometió que la ceremonia del día de hoy iba a ser espectacular y, a su manera, no defraudó. Aunque pasamos de un dragón 3D a unos hologramas del grupo de K-POP virtual, al más puro estilo Hatsune Miku, el escenario con dos plataformas móviles enfrentó a los dos mejores equipos de estos Worlds 2018 al final del espectáculo musical.

Caps fue un boquete para Fnatic

Al más puro estilo de Invictus Gaming, con una paliza en menos de media hora, los chinos vertieron un cubo de agua helada por la espalda de Fnatic. Con una fase de selección y bloqueo de campeones discutible por parte de los europeos al darle un pick estándar como Urgot a Gabriel "Bwipo" Rau y un tirador con escaso poder de comeback como Jhin para Martin "Rekkles" Larsson.

El previsible colapso de la calle central, línea que enfrentaba a Rasmus "Caps" Winther y Song "Rookie" Eui-jin en el duelo destacado por gran parte de los expertos, fue mejor leído por los chinos. La ausencia de presión en la toplane por parte de Fnatic dejó a un precipitado Caps fuera de juego, lo cual provocó dos asesinatos sobre el danés y la destrucción de dos torretas en la calle central. Con esa distancia de oro, Invictus se puso a trabajar y se llevó el encuentro.

Ni rastro del Bwipo que enamoró en semis

Fnatic cambió su planteamiento, pero mantuvo lo más polémico en el segundo partido. Bwipo siguió usando a Urgot, esta vez como primera elección en el draft, y volvió a decepcionar. Con una diferencia de 50 súbditos y un marcador de 0/4 por parte del belga cuando se cumplía el cuarto de hora del segundo mapa, Bwipo fue un auténtico lastre para los europeos.

Ni Caps con Azir ni Rekkles con Ezreal fueron una condición de victoria factible en el juego tardío ya que, a pesar de que Invictus tardó varios minutos más en ganar la partida, la diferencia en oro fue tan importante que no se lo permitió. Cariacontecidos, los chicos de Fnatic encendieron la baguette-señal y apareció Paul "SoaZ" Boyer.

Broxah intentó poner emoción, pero fue en balde

Con Soaz dentro, un draft peculiar y una primera sangre para Caps, el guión parecía que al menos le iba a conceder una victoria a Fnatic en la final. Pronto se torció el encuentro de las misma manera que en las otras: toma de decisiones discutible y poca inspiración mecánica de los europeos.

Sin embargo, hubo un oasis en el desierto a cargo de Mads "Broxah" Brock-Pedersen. Su robo de Nashor fue un rayo de luz para un Fnatic que tenía opciones en el juego tardío, pero un mar de nubes tapó el sol que calentó tibiamente las esperanzas europeas. Cuanto menos sintomático que cuando el jungla realizó esa machada, nadie pegara un grito de ánimo.

La gestión de esa mejora de Nashor por parte de Fnatic fue una de las peores que se han visto en el campeonato y el conjunto chino se llevó la final por aplastamiento. Invictus Gaming se convierte así en el primer club del mundo que logra llevarse los dos torneos más importantes de los MOBA al alzarse campeón de los Worlds de League of Legends y haber vencido en The International 2012 de Dota2.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio