Compartir
Publicidad

Lunatic-Hai cumple con su papel de favorito en la final de la Overwatch Apex

Lunatic-Hai cumple con su papel de favorito en la final de la Overwatch Apex
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Había mucha expectación en torno a esta final de la segunda temporada de la liga coreana y cumplió con lo que prometía ser: un enfrentamiento largo y cargado de emoción que se decidió en detalles.

Lunatic-Hai llegaba con ciertas dudas a pesar de ser el gran favorito. Kim "EscA" In-jae no estaba al mejor nivel y ya quedó patente en cuartos de semifinal, donde perdieron contra este mismo equipo.

Al otro lado estaba RunAway, el equipo creado por el streamer Yoon "Runner" Dae Hoon, aquel con las famosas sudaderas rosas sin el apoyo de una gran marca detrás. Los tapados, que sorprendieron partido a partido hasta llegar a la final, para el asombro muchos.

Por delante, siete partidos en los que a priori RunAway partían con ventaja debido a los mapas. Ni el Templo de Anubis ni King’s Row, especialidades de Lunatic-Hai, estaban entre ellos.

Tan cerca, pero a la vez tan lejos para RunAway

Oasis era el encargado de abrir la final. RunAway consiguió ponerse por delante con una combinación de Phara Y Mercy que acabó dando resultado. Hollywood también caería de su lado con una actuación impecable de Ryu "KAISER" Sang Hoon con Reinhardt y un Kim "Haksal" Hyo Jong que pudo flanquear a la backline rival.

En Volskaya, apareció el Winston de Gong "Miro" Jin Hyuk y Lee "Whoru" Seung Joon dominó a un Haksal que no se encontró cómodo con Genji ni Mei y continuaría en esta tónica el resto de mapas. En Ruta 66 volvió a brillar KAISER, al igual que el Roadhog de Park "Bumper" Sang Beom, permitiendo defender el último punto. RunAway estaba a una victoria de ganar la final, pero se les hizo cuesta arriba.

Lunatic-Hai arrasó en Dorado, tanto en ataque como en defensa, donde RunAway solo pudo plantar cara en el último punto, pero no fue suficiente. La defensa agresiva de los chicos de azul y blanco fue muy buena y RunAway se quedó sin respuesta ante la apabullante reacción del superequipo.

Y hubo séptimo mapa tras una pausa táctica para calmar los nervios y aclarar las ideas. Denegar el Reinhardt de KAISER, cuyo Winston no pudo igualar a la especialidad de Miro, fue la clave para ganar Eichenwalde y remontar la eliminatoria. A pesar de un RyuJeHong que murió demasiadas veces, fueron muy superiores a unos RunAway sin respuesta donde nadie pudo dar el paso al frente que esta cita exigía.

Finalmente, victoria sufrida y merecida para el mejor equipo en Corea del Sur y, presumiblemente, del mundo. La emoción era visible en sus caras tras casi cinco horas de final donde el público nunca dejó de corear sus nombres. WhoRU consiguió el premio al jugador más valioso, consiguiendo hasta el 28% de los asesinatos de su equipo.

RunAway, por su parte, se marchó con una derrota amarga después de tener hasta tres ocasiones para haber levantado el título. Aun así, su éxito nos ha dejado una de las narrativas más bonitas del Overwatch competitivo. No han conseguido poner el broche de oro a su temporada, pero ha sido un éxito y puede ser el principio de una nueva etapa.

La OGN Overwatch Apex volverá en tan solo tres semanas con una nueva temporada cargada, seguro, de nuevas sorpresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio