Compartir
Publicidad
De la nada a dominar el panorama eSport: la historia de paciencia y superación de la ESL
Ligas y competiciones de esports

De la nada a dominar el panorama eSport: la historia de paciencia y superación de la ESL

Publicidad
Publicidad

Estamos acostumbrados a ver cómo las grandes empresas del sector nacen de manos de conglomerados industriales con un gran capital que llegan a la fiesta cuando todo está casi hecho, así que es fácil sorprenderse cuando ves a gigantes nacer prácticamente de la nada. ESL es lo que es hoy gracias a uno de esos ejemplos de superación en los que primero vienen los sueños y, tras ellos, las montañas de dinero.

La historia de la ESL es, además, parte de la historia de los eSports en el Viejo Continente, y es que aunque los torneos y competiciones de videojuegos ya eran algo habitual en países asiáticos y americanos, en Europa la atención hacia lo que hoy en día es un negocio lucrativo en el año 2000 parecía una locura.

El nacimiento de ESL

Toca viajar hasta 1999 e introducirnos en una pequeña cafetería de Gothenburg, Alemania, donde varios jugadores se están enfrentando en una partida de ‘Quake’ en la que hachazos y disparos de lanzacohetes inundan la sala con sus característicos sonidos.

Entre los participantes está Benjamin Reichert que ha decidido colgar las botas en un torneo de fútbol para poder jugar un torneo de videojuegos. No va solo, le acompañan sus padres y su hermano, que aún no saben demasiado bien cómo encajar eso de animar a Benjamin con un teclado en sus manos en vez de con un balón en sus pies.

Esl1

La cosa cambia cuando su particular buen hacer le lleva hasta la segunda posición del campeonato, con sus padres estallando en júbilo con la misma intensidad que si hubiese marcado un gol y con su hermano sufriendo una revelación: ¿cómo narices es posible que gente que no ha visto nunca esto ahora esté presenciándolo con semejante intensidad? Raif Reichert, hermano de Benjamin, acaba de tener una idea que materializaría un año después.

Creando un negocio desde cero

La cuestión era que, si sus padres podían emocionarse con algo así sin saberlo previamente, debía haber mucha más gente en todo el mundo capaz de pasar por la misma situación, y de ello podía nacer un negocio. Con 24 años se une a distintos compañeros, abraza el formato de la Deutsche Clanliga y lanzan Electronic Sports League.

El empuje inicial lo sustentan dos pilares, una página online en la que organizan torneos con servidores alquilados y una revista de videojuegos, pero es la creación de pequeños eventos, y la oferta a diversas marcas y desarrolladoras de publicitarse en ellos con pequeños stands, lo que mantiene a flote la compañía.

Esl2

Con una marca empezando a crecer bajo el abrazo de su compañía, Turtle Entertainment, Raif Reichert y su equipo empiezan a ver cómo los competidores empiezan a cerrar sus puertas. No es que a mediados de los 2000 la ESL fuese un negocio arrollador, es que la mayoría de empresas no consigue ver una rentabilidad suficiente que los mantenga mientras que Reichert insiste en que todo esto algún día acabará explotando.

La explosión de la ESL

Lo hace muchos años después, cuando alrededor del 2013 el mundo de los eSports empieza a ser una oportunidad lucrativa en Europa. Las marcas siguen sumándose y el auge de plataformas como Twitch y YouTube apoyan una explosión que ya empieza a dar sus primeros pasos.

Para entonces los únicos que siguen en el candelero son ellos, así que equipos y patrocinadores tienen claro desde el minuto 1 dónde deben enfocar sus esfuerzos. 15 años después del inicio de esa aventura larga y tediosa, el pasado mes de octubre, toda esa paciencia se ve recompensada con la venta de gran parte de las acciones de la empresa al gigante mediático sueco Modern Times Group, recibiendo así una inyección de capital de 87 millones de dólares.

Ahora, ofreciendo contenidos de producción propia que superan los 50 millones de horas anuales para una suma de 70 millones de espectadores, y con eventos cuyos tickets se venden a 45 dólares, ESL es un gigante con presencia en multitud de países que ya planea hincarle el diente a zonas como Oriente Medio o Latinoamérica mientras entabla conversaciones con cadenas como la ESPN o NBC para vender sus derechos de emisión. Si Reichert ya ha recordado a los que en el año 2000 le llamaron loco que con paciencia y un sueño se pueden conseguir grandes cosas, es algo que desconocemos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio