Publicidad

Dreamhack Rio confirma los augurios y demuestra cómo no se organiza un evento de esports

Dreamhack Rio confirma los augurios y demuestra cómo no se organiza un evento de esports
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No es que las expectativas para con la Dreamhack de Rio de Janeiro fueran elevadas, pero en vista de las imágenes producidas hoy mismo en Brasil es posible concluir que se trata de un evento fallido. Muy poco público, retrasos interminables, sillas de calidad pésima tanto para los asistentes como para los jugadores y cancelación de actividades son varias de las situaciones que se están viviendo en la cita de esports carioca.

Todo empezó con la cancelación de los torneos de 'Rainbow Six Siege' y 'PUBG' a una semana del arranque del evento. La razón esgrimida entonces eran "imprevistos en áreas del Parque Olímpico", el recinto donde se celebra la Dreamhack de Rio de Janeiro. Además de eso, varios anuncios como las marcas presentes o el equipo de retransmisión local se hicieron esperar más de lo deseado por los fans.

Sillas de plástico para el público

Para acallar las críticas, la organización lanzó un par de promociones. La primera de ellas, bastante agresiva, constaba de que cada persona con una entrada podía ir acompañado por otro individuo sin coste adicional. Si a eso le sumamos que han habido descuentos de hasta el 40%, la sensación era más de necesidad desesperada de público por parte de Dreamhack que de un chollo mayúsculo.

Con el evento reducido a un importante torneo de 'Counter Strike' y alguna actividad satélite como un showmatch de 'League of Legends', cualquiera podría pensar que sería un coser y cantar para la organización; nada más lejos de la realidad. Los problemas aparecieron antes incluso del evento con la retirada de Luminosity, uno de los más destacados equipos brasileños, a causa de una invitación para la novena temporada de la Pro League.

Parece mentira que en un evento de esports de cierto fuste, como es una Dreamhack, encontremos sillas de oficina tan endebles como las que se muestran en la fotografía. No se quedan ahí los inconvenientes del torneo de CSGO, ya que los retrasos por problemas técnicos fueron la tónica del día de ayer; hasta el punto de obligar a jugar partidos fuera del stream. Una falta de respeto para la gente que pagó para sentarse en sillas de plástico.

Según informa el periodista Lucas Spricigo, los problemas saltaban a la vista. Por un lado comenta que con tres eventos disputándose en el Parque Olímpico (natación, fútbol y Dreamhack), el de esports es el que apenas tiene señalización, mientras que la atención para prensa dejaba mucho que desear. Aún queda tiempo de competición para tratar de enmendar los errores ya que el torneo acaba el domingo, pero el sabor de boca de los asistentes tardará en cambiar.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir