Compartir
Publicidad
Fortnite no tiene nada que temer a Apex Legends (pese a que los números puedan decir lo contrario)
Apex Legends

Fortnite no tiene nada que temer a Apex Legends (pese a que los números puedan decir lo contrario)

Publicidad
Publicidad

Estos últimos días ha salido a relucir un debate sobre lo mucho que debería temer 'Fortnite' a 'Apex Legends' tras los espectaculares números que ha conseguido el lanzamiento de EA y Respawn Entertainment. No es de extrañar que así sea, sobre todo teniendo en cuenta cómo el grueso de usuarios y espectadores del nuevo Battle Royale ha crecido como la espuma.

A levantar esa polvareda ha ayudado, en parte, Epic Games, que poco después del lanzamiento optaba por la estrategia de la publicidad para intentar aparecer en las búsquedas de 'Apex Legends' en Google. Sin embargo 'Fortnite' no tiene nada que temer (o eso parece).

Dos juegos, dos públicos

Es fácil ver a 'Apex Legends' y 'Fortnite' no como títulos rivales, sino como ideas complementarias. El estilo de ambos juegos es completamente distinto y, como parece haberse demostrado, también lo es su público. El título de Epic Games sigue siendo un caramelo al que los jugadores más jóvenes parecen incapaces de resistirse.

Pese al factor novedad y lo mucho que ha supuesto el contrato con grandes streamers durante estos días (ahí EA ha sabido jugar muy bien sus cartas), queda por ver cómo quedará la cosa cuando pase el calentón. Que estrellas como Ninja se queden en 'Apex Legends' después de lo que han cosechado con 'Fortnite' parece improbable.

Una puerta de entrada completamente distinta

Una de las principales razones por las que 'Fortnite' se ha ganado el favor del público más joven es lo fácil que es entrar en el juego. Pese a lo mucho que puedan llegar a complicarse sus mecánicas de construcción, su espíritu no sólo se limita a ello, así que empezar a disfrutarlo requiere de mucha menos habilidad que 'Apex Legends'.

En el juego de Respawn Entertainment hay involucrada una necesidad de estrategia, compenetración y habilidad para poder hacer algo más allá de pasear por el mapa y, aunque como todo acaba siendo cuestión de práctica, requiere mucha más atención que, por ejemplo, los modos LTM de 'Fortnite'.

El factor cartoon

Pese a que ninguno de los dos juegos apoya su experiencia en una violencia explícita, 'Fortnite' es sin duda alguna un juego mucho más suave. Al final son simpáticos personajes disfrazados de la forma más chistosa posible, lo que sin duda ha demostrado atraer a su público con gran fuerza.

Ahí sumémosle la viralización de sus bailes, la ingente cantidad de dinero que mueven sus skins y la guasa que generan todas las novedades que poco a poco se van introduciendo al juego. Con el humor cartoon por bandera, 'Fortnite' puede llegar a ser todo lo serio que uno quiera, pero no es su principal objetivo.

Más opciones para jugar

Los factores móviles y Nintendo Switch son un complemento ideal para ganarse a su público, más centrado en ese tipo de plataformas que en los gráficos y tecnología puntera que, al menos a día de hoy, persigue 'Apex Legends'. Al final todo consiste en ampliar una cuota de mercado a la que es difícil que el juego de Respawn pueda acceder en un futuro próximo.

Por su estilo visual, 'Fortnite' podrá adaptarse con facilidad a casi cualquier plataforma que le pongas delante, ya sea mejorando o disminuyendo sus posibilidades gráficas, mientras que la opción de EA va a tener muy difícil, también por su exigencia en el control, acercarse a ese objetivo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio