Compartir
Publicidad

Motivos por los que la liga nacional de España despunta entre las europeas

Motivos por los que la liga nacional de España despunta entre las europeas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si alguien nos preguntase cuál es la mejor liga nacional de fútbol, los debates serían campos de batalla y seguro que más de uno acabaría sangrando por los dedos de tanto criticar/alabar una en concreto.

Esta vez nos ahorraremos la pregunta y hablaremos de una realidad: la mejor liga nacional de eSports. Si se tratase de responder, algunos dirían que es la española por ser de aquí, otros por ser la única que conocen y, como para gustos los colores, otros dirían que la de otro país.

Gamergy

En este caso, lo extraño sería que el voto se lo llevase otro lugar distinto a España. Por suerte, más que desgracia, la liga nacional española de eSports es la mayor liga nacional a nivel europeo y fuera de él, seguramente mínimo entre las 3-5 primeras. ¿Los motivos? Se me ocurren algunos.

Una buena base ayuda bastante

Tras estar a punto de completar su temporada 11 (cada año natural son 2 temporadas), la División de Honor es posiblemente la liga más vista a nivel nacional en Europa. Gracias a la acogida recibida pudo seguir creciendo hasta ser el referente actual en cuanto a ligas nacionales europeas, con una media de 6-8 mil espectadores cada día de la jornada.

La División de Honor, organizada y creada por la LVP, está en camino de culminar su temporada 11 este mes de diciembre. Esto no habría sido posible de no haber ido creciendo año tras año y avanzando a proyectos más ambiciosos, como fueron las Final Cup y su presencia en grandes eventos de la industria del videojuego.

Copa Eci

Con ello, poco a poco llamaron la atención de empresas como ASUS, Intel o Mad Catz, que empezaron a colaborar con ellos. O incluso el mismísimo El Corte Inglés, que además patrocina un torneo junto a la LVP.

Formalidad, por favor

Con el avance de los eSports, era necesario una normativa que regulase el movimiento del dinero dentro de los equipos y proteger de alguna manera a jugadores ante el abuso de algunos de ellos. Por desgracia, a día de hoy, sigue ocurriendo que más de un propietario de un equipo no paga, pero al menos se intenta.

Ddh Contrato

Estos contratos exigen por parte de la LVP la existencia de un salario mínimo de 100€ mensual a cada jugador por parte del propio equipo. Algo simbólico de momento, pero dentro de no mucho tiempo seguramente esta cifra sea ridícula en comparación a la que se convierta, aunque por ahora al menos el internet saldrá gratis.

¡Cuidaaaaaaaaaaaaoooooo!

Por supuesto, otra de las partes fundamentales de este éxito es la cuidada imagen pública de quienes se ponen ante las cámaras. No deben ser santos, pero al menos tienen que tener unos conocimientos sobre lo que hacen y cómo hacerlo bien. Hablamos de los casters y analistas.

Lvp Casters (De izq a der) BBQ, Ibai, Ulises y Ander, algunos de los casters de la LVP

En estos puestos estarían los "presentadores" y comentaristas en los deportes cotidianos, con unos conocimientos extensos sobre la materia y una personalidad charlatana para poder pasar horas hablando y tener siempre un tema de conversación. Por ello, y con vistas a ofrecer lo que el público quiere, algunos han tenido que hacer un atillo con sus cosas y marchar rumbo a Barcelona, sede de la LVP, para poder trabajar y vivir de su pasión por los eSports.

El idioma

Hay que recordar también que, además de en España, nuestro idioma se habla en América Latina. Esto permite, en este caso por ejemplo, que desde Latinoamérica puedan seguir nuestra liga además de la suya local sin problemas en cuanto al lenguaje.

Sí, se puede usar el inglés perfectamente, pero aún a día de hoy existe mucha gente sin conocimientos orales tan avanzados, con lo que no pueden seguir un partido comentado en esa lengua. Mientras tanto, el español está presente en prácticamente medio continente americano, además de en España, obviamente.

Oye, ¿vemos el partido en el bar?

Y es que en España cada vez son más los locales frecuentados por los forofos de los eSports en busca de un sitio donde ver el partido entre amigos tomando un refresco. Es por ello que, poco a poco, los bares con ambientación Gamer o aire de eSports se están volviendo más comunes en nuestro país.

Pixel Bar

Y no sólo se queda ahí. El número de viewing partys organizadas por toda España con vistas a ver los partidos en las grandes citas cada vez es mayor, dando igual la hora o el lugar. Todo ello, ayuda a que el desarrollo de la División de Honor, la liga nacional española, aumente en cuanto a repercusión y calidad frente al resto de competidores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio