Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Llegas tarde a los eSports? Estos son los juegos con más oportunidades para crecer

¿Llegas tarde a los eSports? Estos son los juegos con más oportunidades para crecer
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Si un jugador novel quisiera lanzarse hoy a conquistar el mundo de League of Legends, lo primero que le diría es que se lo pensara.

El entramado del juego de Riot es tan vasto como complejo. Está bien, su estructura escalonada es ideal para medrar posiciones, desde las copas de exhibición hasta las finales de la Copa Mundial, pero la competencia no puede ser más feroz. Según datos de la propia Riot, en la actualidad estima 70 millones de jugadores activos, con picos de hasta 8 millones durante los fines de semana.

Hacerse un hueco en los eSports no es difícil, es más fácil que nunca

Pese a todo, hacerse un hueco en los eSports no es difícil, más bien al contrario. Y quizá convenga crecer junto al propio juego, junto a un shooter pequeño o a un juego de cartas coleccionables, donde la competencia no es tan contundente y es más sencillo demostrar las habilidades propias. Hacerse un nombre, vaya.

Los juegos con mayor margen de crecimiento

Vamos a intentar trazar una ruta para encontrar el juego que mejor se adecúe a nuestro estilo.

1

Juegos de conducción (o simplemente de coches)

Uno de los elementos clave para encontrar tu sitio es saber dónde estás más fuerte. Si tu género es la conducción, la Liga Oficial PlayStation sigue apostando por DRIVECLUB y dentro de nada comenzará con Gran Turismo. La ESL dispone de una serie de competiciones internacionales en torno a Project Cars. Xbox ídem con Forza 6 y, bueno, las ligas de Trackmania son una verdadera delicia de ver y competir.

Rocket League: lo que empezó como pique idiota se ha convertido en una idea millonaria

Todos estos juegos disponen de sus propias copas abiertas, sus competiciones semanales y sus jugosos premios (desde 50 euros, las más modestas, hasta los 3.000). Pero donde un juego de coches destaca por encima del resto es en Rocket League.

Para quien no lo conozca, unos apuntes rápidos. Rocket League nació en 2014 por mano de Psyonix bajo la siguiente premisa: jugar al fútbol con coches. Los vehículos, mediante propulsión, se enfrentan a duros partidos con la sencilla meta de marcar más goles que el equipo contrario. Bajo estos mimbres se crean partidas dinámicas y piruetas locas donde marcar es lo de menos.

La idea nació como secuela de un discreto ‘Supersonic Acrobatic Rocket-Powered Battle-Cars’ —discreto por éxito de ventas, no por su potencial lúdico—. Y no ha podido funcionar mejor. Ahora mismo el juego sigue imparable, sumando horas y horas y adeptos internacionales. A la expansión de más coches y circuitos le llegó el “Modo Baloncesto”. Lo que empezó como un mero pique idiota se ha convertido en una idea muy bien cultivada y extrapolada. Y existen torneos por todo el mundo. Es posible que ahora mismo se esté jugando alguna competición.

Shooters en primera persona

2

Cualquier usuario de videojuegos conoce Call Of Duty. Su escuela de usuarios es gigantesca.

Uno de los portátiles para shooters recomendados por ACER es el Predator 15, con su gráfica Nvidia GeForce GTX 980M con 4 GB dedicados y un procesador Intel Core i7 6700HQ a 2,6 GHz.

Las competiciones habituales de shooters orbitan en torno a los grandes popes del género. Pero existen juegos de disparos con un margen de crecimiento idéntico aunque mucha menos tradición. Overwatch es el rey en este punto.

El éxito de Overwatch de debe a la brillante gestión comercial de Blizzard

Os contaré una cosa. El éxito de Overwatch tiene un germen de nacimiento: Activision Blizzard, la empresa creadora del juego, compró el año pasado la Major League Gaming y contrató a experimentados ejecutivos de la NFL Network y ESPN. Esto se traduce en que la posición no podría ser más ventajosa. Resultado: Overwatch es el juego favorito, con mayor crecimiento en la industria de los eSports.

3 Porcentaje de uso en cibercafés. La línea azul es 'League of Legends', la naranja 'Overwatch'; un ascenso meteórico

La llegada de Overwatch a Corea del Sur supuso toda una revolución —y un duro golpe a la base de jugadores de League of Legends—. En apenas un mes vieron como los PC bangs (los habituales cibercafés de juego) se rendían a esta nueva criatura y desbancaban a LoL de su trono, puesto que había ostentado durante más de 4 años.

La cultura de los eSports es troncal en Corea, ya que son el pulmón y cuna del deporte electrónico internacional. Y este baremo es ideal, gracias a su veteranía y experiencia, para definir el éxito y recorrido de cualquier juego. Con 12 millones de usuarios activos, Overwatch ha logrado el oro en cuanto a popularidad, por encima de LoL y Sudden Attack —la versión coreana de Crossfire—. Y no piensa parar: recientemente han estrenado en PC su segunda temporada con importantes mejoras y algún nuevo escenario.

A través de su Twitter se pueden consultar las novedades, eventualmente publican los resultados de algún torneo. Embarcarse en este buque es una garantía de crecimiento bastante sólida.

4

Juegos de lucha

Los juegos de lucha son por sí mismos bastante áridos. Entrar dentro de su círculo de influencia implica dedicar bastantes horas a perfeccionar una y otra vez al personaje elegido.

Si un juego triunfa en Twitch tarde o temprano triunfará en los eSport

Pero el éxito de los eSports no sólo lo define sus posibilidades lúdicas, sino su capacidad de ser visto y disfrutado: Youtube y Twitch son los mejores termómetros para entender las sinergias entre un videojuego y su fandom. Dicho de otro modo: si lo ve mucha gente es porque funciona. Además, ver como entrenan crea una retroalimentación. Se aprende tanto practicando como viendo practicar.

Nintendo es la reina en esta vertiente. Entre sus juegos de lucha cuela Super Smash Bros —que es tanto un juego de lucha como de plataformas— como Pokkén Tournament. Este segundo peca de pocos personajes, si bien Smash Bros cuenta con un roster de hasta 56, pero ambos comparten la misma filosofía: que tú, como jugador, crezcas, descubras las opciones jugables de cada contrincante, que inventes tus propios combos y llegues hasta la cima a través de tus medios.

Pokkén Tournament y Super Smash Bros son excelentes ejemplos para empezar

Mientras que los torneos oficiales de Street Fighter V siguen las mismas bases de su predecesor, compartiendo en las listas idéntico “all star”, las plantillas de competiciones de Pokkén Tournament y Super Smash Bros fluctúan cada día. Es fácil ver luchar el número 300 contra el número 10 del mundo y ganarle. Es una locura que invita a pensar que cualquiera tiene una oportunidad. Y la tiene.

Quizá la cultura en España de estos dos videojuegos no esté tan asentada –sólo hay que ver las listas de los mejores para descubrir que son, en su mayoría, estadounidenses— pero este no es sino un aliciente adicional para apostar por ello, ya que la competencia es mucho menor.

Hace unos años se publicó un documental sobre Smash Bros que venía a decir la siguiente clave: ningún jugador parte con ventaja. Cualquiera puede crear la técnica imbatible.

5

Otras alternativas populares

No todo va a ser sentarse en una mesa delante de un potente monitor. Si algo ha demostrado el mercado móvil es que las tornas pueden cambiarse en cualquier momento. Además, ¿para qué necesitamos un monitor pudiendo usar un proyector? En un par de pasos podemos conectar nuestro smartphone a un ACER Predator Z850 y ver nuestro juego en una pantalla de 120 pulgadas, con una resolución de hasta 1.920 x 720 píxeles —el equipo cuenta con un modo ECO de baja luminosidad ideal para eventos locales y para proyectar partidas en salas pequeñas—.

Juegos de móvil como Clash Royale disponen de miles de usuarios activos y competiciones oficiales

En esta categoría de juegos móviles entra Clash Royale, que actualmente dispone de decenas de competiciones nacionales y miles de usuarios activos, impulsado notoriamente por Facebook. Sólo a través de la LVP (Liga de Videojuegos Profesional) tiene 14 eventos abiertos. Medrar en este juego es bastante fácil. Además, completamente gratuito, aunque los jugadores apuestan por reinvertir el dinero logrado dentro del propio sistema de compras internas.

Clash Royale es una suerte de tower defense competitivo: defiendes tu zona y peleas por invadir terreno enemigo. Los creadores de Clash of Clans dieron con su propia fórmula perfecta con este multijugador de conquista que se ha convertido en un exitazo para iOS y Android. Quizá no sea tan fácil encontrar patrocinios para este tipo de juegos, pero siempre podrás ganar un dinero diario para invertir en otras plataformas. Y su comunidad es muy activa pero voluble: puedes encontrarte con que un gran jugador se retira a los pocos meses.

6

El equipo perfecto

Uno de los pilares clave de los eSport está en el simple y llano lucro: ganarse la vida jugando a videojuegos nunca había sido una realidad tan palpable. Pero en según qué juegos necesitas el equipo más puntero posible. A saber: no para Hearthstone, claro, sí para casi cualquier videojuego actual que pida buenos recursos gráficos. Por ejemplo, The Witcher 3: Wild Hunt en configuración ‘Ultra’ recomienda 16 GB de RAM.

Aquí entra en juego la torre Predator G6-710, uno de los sistemas de gaming más sólidos del mercado, montando en su interior un procesador Intel Core i7-6700K de cuatro núcleos a 4 GHz de velocidad, con un overclocking en tiempo real gracias a su botón turbo.

Acer Predator

Preparado para la Realidad Virtual, el juego en resolución 4K y lo que le eches, el ACER Predator G6 posee 16 gigas de memoria RAM y una gráfica Nvidia GeForce GTX 980 con 4 GB de memoria dedicada. Un verdadero portento para el gaming que, combinado con un monitor a la altura, puede enfrentarse a las exigencias gráficas de cualquier mod y videojuego venidero. Una apuesta de futuro, como lo es un buen juego de eSport.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio