Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La tecnología que va a cambiar los monitores gaming ya está aquí

La tecnología que va a cambiar los monitores gaming ya está aquí
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Los videojuegos van irremediablemente sujetos a los avances tecnológicos de la industria. Cada progreso en las capacidades de expresión y diseño es utilizado por los creativos para desarrollar videojuegos con nuevas perspectivas. Los géneros se construyen y diluyen a partir de estos cambios.

Y en las tecnologías de visualización sucede exactamente igual. Empezamos a ver los videojuegos en osciloscopios, monitores de fósforo verde o proyectores de onda. Años después llegó el CRT, el TFT, el LCD, el LED. Y con las conexiones, la historia es idéntica, del VGA al DVI, DisplayPort, HDMI, etcétera. Hemos sido capaces de cambiar el mundo que vemos y cómo lo interpretamos.

Desde el pasado año contamos con un nuevo actor en escena. Se llama Tobbi y pretende revolucionar la forma en la que consumimos videojuegos. Menos teclear y más observar: una interacción directa, intuitiva, íntima, más orgánica.

Un nuevo avance en la industria

Desde la fría Estocolmo, en el núcleo de la capital sueca, tres personas fundaron en 2001 ‘Tobii Tech’. Tras varias rondas de financiación, John Elvesjö, Mårten Skogö y Henrik Eskilsson lograron desarrollar una tecnología que rondaba en sus cabezas —y que partía, a su vez, de una tesis científica—.

A partir de 2008, Tobii fue amasando diferentes premios en distintas ferias tecnológicas y de diseño. ¿Su logro? Crear pantallas controladas por el movimiento ocular. No fue hasta 2012 cuando el equipo pudo presentar un prototipo funcional en el CES de Las Vegas.

Tobii nació como alternativa al ratón, un sistema de ayuda para personas discapacitadas físicas

Siguiendo con esta línea de trabajo, el año pasado Sky Sports F1 Channel puso al piloto Nico Hulkenberg unas gafas desarrolladas por Tobii con las que analizar los reflejos de un profesional de la conducción. Para llevar a cabo este tracking (seguimiento) se utilizaron cinco sensores infrarrojos que analizan los movimientos del ojo dentro del casco.

En pleno 2017, ¿cuál es el siguiente paso? El mundo del gaming: ordenadores portátiles y monitores de alto rendimiento, como el los desarrollados por la marca Predator. Y eso que Tobii nació como alternativa al ratón, un sistema de ayuda para personas discapacitadas físicas que necesitasen un seguimiento más eficaz que las alternativas que existían hasta entonces.

Pero, ¿qué es realmente Tobii?

Tobii es capaz de varias funciones. La primera y más evidente, hacer un seguimiento periférico mediante su EyeChip. Esto afecta en el propio procesador de vídeo, reduciendo el intercambio de datos y la carga de la CPU, lo que redunda, en último término, en el consumo de energía, saturando menos la transmisión de datos de la gráfica.

Tobii realiza un seguimiento periférico mediante su EyeChip, reduciendo el intercambio de datos y la carga de la CPU

La segunda es puramente inmersiva: gracias al análisis geométrico, al localizar nuestra posición dentro del escenario puede ofrecer una experiencia más inmersiva en juegos como simuladores de conducción. Unos buenos auriculares surround y del resto se encarga esta tecnología.

No creas que esta es una de esas tecnologías futuristas que aún funcionan a trompicones. ‘Watch Dogs 2’, ‘Deus Ex: Mankind Divided’, ‘Tom Clancy’s The Division’ o el alucinante simulador deportivo ‘STEEP’ ya cuentan con soporte. La lista es bastante grande. El resto se complementa con un puerto USB y dos receptores montados en el marco de la pantalla —cuenta con una capacidad de refresco de 90 Hz—.

Juegos como ‘Watch Dogs 2’, ‘Deus Ex: Mankind Divided’, ‘The Division' o varios 'Assassin's Creed' ya implementan esta tecnología

¿Y para qué nos sirve realizar un seguimiento del ojo? Para lograr un movimiento de cámara más efectivo y natural, para activar mejoras dentro del menú emergente, como atajos con los que jugar más rápido y con mayor precisión. En cada juego la tecnología de Tobii es adaptada de manera manual para tener un distinto comportamiento con cada HUD.

Por ejemplo, fijémonos en los ‘Assassin’s Creed’. La integración de Tobii fue demostrada en ‘Assassin’s Creed: Rogue’ y, posteriormente, en ‘Syndicate’. Con ella podemos seguir a los objetivos con la mirada y marcarlos a través de nuestra ‘vista de águila’. También podemos acceder al menú contextual para cambiar de arma al vuelo, sin necesidad de tocar ni un botón.

Pequeños cambios para grandes monitores

En 2014 la compañía comenzó a usarlo entre algunos jugadores profesionales de eSports, del club Fnatic, para analizar las «fijaciones por minuto», lo que vendría a ser la cantidad de información visual —desde el centro a la periferia— que procesa cada jugador.

Todos los datos que tomaron generaron mapas de calor, con los de después analizaron los patrones comunes en los jugadores.

Entrenando con esta herramienta lograron mejores resultados que los obtenidos con el ratón —en una razón de milisegundos— y empezaron a automatizar algunos comportamientos, debido a la facilidad que comprendía. Los músculos de los brazos tardan más en reaccionar que el ojo: mientras el cerebro recibe e interpreta el impulso nervioso, el ojo ya puede haber ejecutado la orden. ¿Cambiará esta dinámica el ecosistema competitivo de los eSports? Sería algo interesante de ver.

Tobii 2

No todos los fabricantes han apostado por Tobii. Requiere investigación cruzada y cambios en las líneas de producción. Predator, por su parte, ha sido uno de los principales impulsores de esta tecnología, la cual, por cierto, también cuenta con soporte para realidad virtual.

De hecho, ya han empezado a incorporarlas en sus modelos Predator Z271T, de 27 pulgadas, con resolución FullHD (1920x1080) y una tasa de refresco de 144Hz, su XB251HQT, monitor de 24,5 pulgadas, refresco a 240Hz y sincronización vertical gracias a la tecnología Nvidia G-Sync, o el portentoso XB271HUT, con resolución de 2K (2560x1440) y diagonal de 27 pulgadas.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio