Compartir
Publicidad
En la Overwatch League no es oro todo lo que reluce: tres escándalos en dos semanas
Overwatch

En la Overwatch League no es oro todo lo que reluce: tres escándalos en dos semanas

Publicidad
Publicidad

El nivel de producción de la Overwatch League, el espectáculo y el oropel ha conquistado a decenas de miles de personas cada fin de semana delante del Twitch oficial de la competición. Sin embargo, no han sido pocas las polémicas que ha tenido que afrontar Blizzard estas primeras semanas, las cuales afectan temas tan sensibles como el racismo, la homofobia o el machismo.

Se le cierran las puertas a la mejor jugadora

Todo comenzó con un texto en Kotaku de Nathan Grayson en el cual se hacía eco de las numerosas preguntas sobre la falta de diversidad de género en la liga en el media day. Los Houston Outlaws necesitaron de un buen rato para explicar porque una jugadora de primer nivel como Kim "Geguri" Se-yeon no tenía hueco en su equipo, además del evidente de la barrera lingüística. "Hay muchos obstáculos, la prensa puede decir que el fichaje es un movimiento de marketing", comentó Matt Rodríguez, mánager general de la franquicia.

Ese problema entre distintos idiomas hablados por los jugadores del club no lo tendría New York Excelsior, una franquicia conformada en su totalidad por jugadores coreanos. "Queríamos tener un equipo que ya tuviera experiencia previa jugando juntos. Geguri juega off-tank, un rol que necesita mucha compenetración con el resto", declaró uno de los responsables de la franquicia de la Gran Manzana, conjunto cumplió su objetivo y fichó el equipo coreano LW Blue al completo.

Si, existen equipos en la Overwatch League que se crearon a base de fichar agentes libres coreanos como London Spitfire, franquicia propiedad del mediático Cloud9. Allí tampoco ha encontrado su espacio la mejor jugadora del juego, quien cuenta con experiencia en la APEX coreana, la mejor competición hasta el desembarco de la Overwatch League. Excusas que acaban echando por tierra el discurso sobre la celebración de la diversidad que promulga la propia Blizzard con la plantilla de héroes de Overwatch.

La propia Geguri habló con Rod Breslau sobre su situación y afirmó que no presencia en la Overwatch League no tiene nada que ver con su condición de mujer. Aunque la propia jugadora diga tal cosa, eso no borra las declaraciones de los equipos que tildan de "posible problema en la convivencia" de una Gaming House el que una chica esté dentro del equipo.

Florecen los memes racistas

Los memes están siendo protagonistas indiscutibles de la escena competitiva de Overwatch. Pueden serlo para bien como comentamos ayer con la oferta de trabajo lanzada por Philadelphia Fusion, conjunto de la Overwatch League que busca un "experto en memes", o pueden serlo para mal como es el caso del uso de memes Alt-Right o racistas como "Pepe the Frog" y "Ugandan Knuckles".

Durante el primer día de competición, un fan de los Dallas Fuel animó a su equipo con un cartel donde aparecía la rana que se hizo famosa durante la campaña presidencial de Donald Trump a La Casa Blanca y que ha sido usada recurrentemente desde entonces por grupos supremacistas blancos. Blizzard actuó de inmediato requisando la pancarta por medio de los guardias de seguridad del recinto.

Ahora se ha llegado a una nueva cota racismo en la Overwatch League por medio de un reciente meme. "Ugandan Knuckles" es la unión de dos memes distintos: por un lado está el dibujo base usado por Gregzilla en su análisis de Sonic Lost World en febrero del año pasado y por otro, la frase usada en la película ugandesa 'Who killed Captain Alex', "He knows the way of using a gun". Esa frase ha derivado hasta "do you know the way", la cual recitan los seguidores con marcado acento africano acompañándola con bromas sobre temas tan sensibles como la epidemia de Ébola.

Pues bien, ese meme ha sido usado por tres equipos de la Overwatch League en tweets promocionales de la competición, los cuales han sido borrados, y no es difícil ver pancartas con la caricatura entre el público que acude cada fin de semana al Blizzard Arena. Incluso los propios jugadores de San Francisco Shook fueron sorprendidos realizando mofas con este meme como protagonista entre partida y partida.

También tiene hueco la homofobia

Dallas vuelve a ser el triste protagonista de otra polémica surgida en la Overwatch League. Félix “xQc” Lengyel arrastra una conducta cuanto menos problemática desde hace un tiempo y muestra de ello fue el ban sufrido hace algo más de un mes por perder partidas de manera intencionada en streaming. Por si eso fuera poco, en noviembre del año pasado su cuenta fue bloqueada durante 72 horas por un mal uso del sistema de reportes del juego.

Con este historial, cabía esperar un nuevo hito negativo en la carrera del jugador, y no ha defraudado. Tras la derrota sin paliativos que sufrió su equipo frente a Houston Outlaws el pasado jueves, xQc respondió a los comentarios de Austin “Muma” Wilmot, quien afirmó que habían "pasado por encima" de Dallas. La frase usada por Lengyel, quien ni siquiera jugó ese partido, fue: "Cómete una polla bien gorda, seguro que te gusta".

Wilmot ha dejado claro desde siempre que es gay, de ahí lo desafortunado del comentario de Lengyel, quien ha sido calificado por el jugador de Outlaws como "un pedazo de basura homófoba". Blizzard ha suspendido al jugador durante cuatro partidos, además de sancionarle con una multa de 2000 dólares. Dallas, por su parte, anunció que xQc será mandado al banquillo durante el resto de la primera fase de esta temporada.

Ambos jugadores hicieron las paces por Twitter y se desearon suerte para el futuro. "No quería decir lo que dije y mucho menos con mala intención. Hablé demasiado rápido", afirma el jugador suspendido. "Sois un gran equipo y espero que vuelvas con fuerza para los playoffs", respondió Wilmot zanjando la polémica.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos