Compartir
Publicidad
Publicidad
El Incensario Ardiente no está nerfeado y otras cosas que nos indignan
LoL - League of Legends

El Incensario Ardiente no está nerfeado y otras cosas que nos indignan

Publicidad
Publicidad

Ya tenemos el parche 7.16 aplicado a League of Legends, pero no hay ni rastro de una de las peticiones más reiteradas desde hace un par de actualizaciones: nerfear el Incensario Ardiente. Más de una y de dos semanas pasaron hasta que las Ninja Tabi, las botas que dominaban el metajuego hace unos meses, recibieron su merecido castigo. Riot no se ha pronunciado aún sobre el objeto, por lo que parece que va para largo.

El Incensario está que arde

El Incensario está muy fuerte y eso es indudable. Se trata de un objeto barato, con una eficiencia del 93%, y que además tiene tres pasivas únicas: +10% de curación y escudo, +8% de velocidad de movimiento y cuando usas tus curaciones o escudos con campeones aliados, les otorgas un 20% - 35% de velocidad de ataque y sus ataques absorben 20 - 35 de vida al golpear durante 6 segundos. Con campeones como Janna o Lulu se hace de primer objeto porque aplica al aliado una mejora en sus estadísticas de casi 2.000 oros

Es evidente la influencia del objeto en SoloQ, dónde parejas apoyo-carry como Janna y Twitch o incluso Kayle y Yi, ganan partidas basándose únicamente en la capacidad del Incensario. Incluso en partidas competitivas como el FlyQuest contra Phoenix1 de hace tres días en la LCS NA se han visto cuatro Incensarios en las dos partidas que duró la serie, mientras que en el UoL contra Splyce del pasado sábado, Hylissang optó por el objeto usando a Trundle, un campeón que apenas saca partido a las estadísticas que este aporta pero que gracias a la combinación del pilar con el Pacto del Hijo de Piedra, puede activar las pasivas del objeto y potenciar a su tirador. Hacerse el sueco no cambia esto.

Doble rasero en los balances

El Galio que salió del rework hace ya unos cuantos meses ha sido una de las cosas más rotas que se han visto en mucho tiempo. Jugado en todas las posiciones menos tirador con gran resultado, hubo que esperar a que los profesionales lo explotaran para que los plebeyos del servidor de juego vieran debilitarse a la Gárgola. Tras los ajustes del parche consecutivo al de la salida del campeón, hubo que esperar seis para que se le balanceara correctamente.

Hay cosas que se cambian en un pestañeo, cómo la interacción entre el Toque de la Muerte Ígnea y la pasiva de Kayn, eliminando de un día para otro la posibilidad de que el nuevo campeón sea usado en el carril central. Otras cosas tardan un poco más como la interacción de la definitiva de Cho'Gath con el Protector Pétreo de la Gárgola. Este objeto dobla nuestra vida actual a cambio de reducir un 60% nuestro daño, algo que no funciona con Festín al tratarse de daño verdadero. Ya hemos visto a Huni acabar con la Taliyah de Pawn de un solo mordisco de esta manera y no parece alertar a Riot.

El PBE no sirve para lo que se hizo

Todo lo que llega a nuestras manos pasa primero un testeo en el PBE, el servidor de prueba de League of Legends. Sin embargo, multitud de trabajadores de Riot Games han declarado que apenas sirve de algo por la diferencia de población entre ese servidor y el real, además de la seriedad con la que se juega en uno y otro. Esto hace que las cosas ya tengan que salir balanceadas de casa, y para eso ciertos profesionales colaboran con Riot Games a la hora de desarrollar objetos, campeones o reworks.

Uno de esos profesionales fue Greyson "Goldenglue" Gilmer, conocido por dejar salir a la luz uno de los personajes más opresivos de la historia: el Ryze que si se subía Prisión Rúnica de manera prioritaria, inmovilizaba cada pocas décimas de segundo al rival. En esa ocasión hubo que esperar varias versiones para ir solventando un problema que desembocó en el tercer rework del campeón. Ah, y ya se espera otro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos