Compartir
Publicidad
Estas son las cuatro barajas de Hearthstone con las que BIGEldrazi se alzó campeón de España
Hearthstone

Estas son las cuatro barajas de Hearthstone con las que BIGEldrazi se alzó campeón de España

Publicidad
Publicidad

Dos días atrás, Alexander "BIGEldrazi" Giménez se proclamó campeón de España de los Hearthstone Nationals. El ex de Giants Gaming volvió al más alto nivel de competición tras un tiempo apartado de la misma, y que mejor manera de hacerlo que venciendo y convenciendo frente a los otros 63 jugadores del país con más puntos HC.

Ese gran resultado lo logró usando cuatro barajas, que si bien no presentaban grandes sorpresas, sí que sirven para hacernos una idea de que funciona en la actualidad en el juego de cartas de Blizzard. Su alineación constó de un Brujo Cubo, Druida Taunt, Chamán Espantagón y Pícaro Miracle, siendo esta última baraja la única con un balance negativo de victorias y derrotas durante todo el torneo.

Brujo Cubo: 5-3

Brujo Drazi

Se trata de una lista bastante estándar y que cuenta con la única adición Lord Godfrey desde 'El Bosque Embrujado'. Taldaram, Cubo, Umbra, Manipulador, Lacayo, Cráneo y el DK presentan una gran sinergia tanto con el Señor del Vacío como con los Guardias Apocalípticos, los dos demonios clave en la baraja.

Además, valiéndonos del Kóbold y del Poder de Héroe es posible jugar un Gigante 8/8 en el cuarto turno de las partidas si tenemos suerte en el mulligan. El resto de cartas, que son pocas, son techeos como el Rompehechizos y el Doomsayer o limpiezas como el Profanar o el Fuego infernal. Una baraja sólida a la que es complicado ponerle grandes peros.

Druida Taunt: 7-1

Druida Drazi

Mazo muy interesante este Druida Taunt. Aunque ya había comenzado a aparecer durante la pasada expansión, no ha sido hasta esta cuando ha brillado con fuerza tanto en torneos como en ladder. Una baraja muy pesada que no cuenta con esbirros de coste bajo y que basa su poder en realizar jugadas muy potentes en valor.

Un ejemplo claro es Master Oakheart, quien al ser jugado reclutará un Gólem Madera del Roble, un buen provocar, y un Dragonhatcher, quien se sacará al final del turno de la manga un Dragón Durmiente o un Primordial. Todo eso por nueve cristales de maná. Un mazo muy efectivo si aguanta los primeros turnos.

Chamán Espantagón: 8-4

Chaman Drazi

Una baraja meme del principio de expansión ha ido refinándose hasta ser una que cuenta con una de las condiciones de victoria más incontestables del juego. Todo gira alrededor de robar vida al héroe rival, copiar los espantagones y devolverlos a la mano por un cristal de maná como coste gracias al Sorbevida, los mineros y Gruñido.

Como complemento hay unas cuantas cartas enfocadas a la limpieza de mesa, dado el escaso peso de la baraja en el tablero hasta realizar el combo. Los dos Volcanes, Choque de tierra, Maleficio o Tormenta de relámpagos son varias de las opciones de un mazo que además cuenta con Hemet como opción para acelerar el robo de las cartas necesarias para la fiesta del Espantagón.

Pícaro Miracle: 5-4

Picaro Drazi

Tras el nerf a la misión del Pícaro, este arquetipo histórico de Hearthstone ha vuelto al primer plano competitivo. Hasta cuatro barajas de esta clase estaban consideradas de las mejores del juego antes de ese momento. Es cierto que es una variante un poco más agresiva y centrada en los esbirros que las que conocimos hace incluso años, pero que sigue contando con el Subastador de Gadgetzan como una de sus claves.

Es muy interesante el acelerón que provocan las arañas Fal'dorei al ser robadas y el valor adicional de esbirros como el Elfo, Agente o el Vilespine Slayer, pero el golpe final se reserva para Leeroy y Van Cleef, las dos únicas legendarias de la baraja. Ha sido el mazo que peor resultado le dio a Alexander, pero no deja de ser muy interesante dentro de los mazos agresivos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos